Entre la tragedia y la solidaridad activa

43063203_591364947933489_4263066241725366272_n

Entre los meses de septiembre y octubre vamos a celebrar en la Biblioteca Social el Adoquín un ciclo de actos  sobre refugiad@s y migrantes bajo el título “Entre la tragedia y la solidaridad activa”.

El jueves 27 contaremos con Carmen González, que ha sido voluntaria en el campo de refugiad@s de Calais, en Francia, y nos contará de primera mano la situación que se vive allí antes y después de su desmantelamiento por el gobierno francés.

Desde Jerez vendrán los compañer@s de la Red de Acogida, que surgió este verano a partir de la llegada de inmigrantes al pabellón Kiko Narváez. Ante la poca flexibilidad de las instituciones, ha surgido esta apuesta popular por la solidaridad activa y la lucha contra la xenofobia y el racismo. El jueves 4.

El jueves pasado estuvimos con l@s compis de la Red de acogida de inmigrantes de 43590317_2128999397133301_5333467637731033088_nJerez, que nos contaron el origen y el trabajo que están realizando en esta experiencia popular contra el racismo. Una iniciativa que surge desde abajo y que llega donde no llegan ni quieren llegar las instituciones. Necesaria.  Para contactar con la Red, por facebook: Red Acogida Inmigrantes Jerez. Se reúnen en la sede de CNT, plz. Arenal, s/n (Jerez).

El martes 4, a través de la proyección de una selección de videos, conoceremos la experiencia ateniense del Hotel City Plaza, un campo de refugiados autogestionado en el corazón de la capital helena.

Aquí, uno de los reportajes que se videaron:

https://www.youtube.com/watch?v=JVbV5YoJjDY

Por último, el jueves 18, Ignacio Cardiel nos informará de cómo se puede acoger a menores inmigrantes. Un recurso de intervención directa por parte de las familias que así lo deseen.

 

Anuncios

Recuperar a Salvochea

Uno de nuestros compañeros está invitado a dar la conferencia anual que organiza la Asociación de Vecinos Campo de la Aviación (Loreto) en recuerdo de Fermín Salvochea.42508833_10156186164701633_4197557351827374080_n

Actualización (30/09)

A continuación, los vídeos de la conferencia, centrada no tanto en su biografía como en qué pensaba y cómo actuaba. La relación teoría-práctica, que, en el caso de Salvochea, se llevó a cabo con especial coherencia.

Más que narrar su biografía, se centró en las ideas que defendió y las acciones en las que se apoyó para fomentarlas. Recuperar a Salvochea es, necesariamente, conocer y asumir su principal característica: ser un revolucionario. Querer, como quieren algunos, convertirlo en un manso buenista, es desfigurarlo; ignorar las ideas que defendió, traicionar a la persona que fue; quedarse solo con una parte, intentar aprovecharse en beneficio propio. “Recuperar a Salvochea” porque hacen falta su bravura, su coherencia, su integridad, sus principios, sus ideas, su compromiso y su forma de hacer.

En apoyo al Rif frente a las condenas de Casablanca.

El pleno del Ayuntamiento de Cádiz ha aprobado la iniciativa presentada por varios colectivos de la ciudad que se resume en los siguientes cuatro puntos:

  1. Reafirmar el acuerdo llegado en pleno de 30 de junio de 2017 en relación con estos hechos.
  1. Instar al gobierno de España a poner en marcha los instrumentos diplomáticos necesarios en pos de favorecer los Derechos Humanos en Marruecos.
  1. Elevar, desde el propio Ayuntamiento, una admonición al consulado de Marruecos en Algeciras.
  1. Promover el hermanamiento de la ciudad de Cádiz con Alhucemas.

Dicha iniciativa parte del Ateneo Libertario Fermín Salvochea, y a la misma se han sumado Agaden, APDH-A, SAT-Cádiz, CGT-Cádiz, IU-Cádiz, PCA-Cádiz, el Comité Óscar Romero, el periódico autogestionado La Levantera y Tejiendo la Vida en Verde y Lila.

La propuesta ha sido presentada a pleno por Ganar Cádiz en Común y Podemos, y ha sido refrendada, además de por el equipo de gobierno, por PSOE y Ciudadanos. El PP se ha abstenido.

Ya en el pleno del 30 de junio del pasado año, también a petición del Ateneo y varios colectivos, se aprobó una resolución en favor del cumplimiento de los DDHH en Marruecos respecto a las movilizaciones del Rif. Movilizaciones que surgieron a partir de que Mouhcine Fikri muriera en un triturador de basura cuando intentaba rescatar el pescado que la policía le había requisado.

El Estado marroquí no solo no ha atendido las reivindicaciones populares de los rifeños, siempre expresadas de manera pacífica (un hospital oncológico, una universidad y la desmilitarización de la zona), sino que durante este tiempo ha practicado cientos de detenciones injustificadas (adolescentes, blogueros, periodistas, activistas, …). Teniendo en cuenta que el derecho a manifestación está recogido en la Constitución marroquí desde 2011 y que por tanto, no había delito alguno, se ha creado un clima de sospecha, asfixia y opresión en la región rifeña. Se han producido juicios con condenas desmesuradas. Los primeros se dieron el año pasado con penas que oscilaban entre los 12 y los 18 meses. Pero el 27 de junio de este año se dieron a conocer las condenas de Casablanca, que afectan a un nutrido número de personas y que contiene penas que oscilan entre los 20 años (5 personas) y los 2 (8 personas), amén de otras condenas de diferentes cuantías: 15 años (5), 10 años (5), 5 años (10), 3 años (4); en unos juicios que han estado marcados por acusaciones infundadas, por denuncias de torturas y por falta de garantías jurídicas mínimas.

Estas condenas han despertado la solidaridad en el resto de Marruecos, con sendas manifestaciones en Casablanca y Rabat, pidiendo la amnistía.

Desde el Ateneo y el resto de colectivos que han impulsado la propuesta, y, se entiende, desde los partidos que la han aprobado, era necesario elevar la voz, protestar por las condenas y expresar mediante los hechos solidaridad con el pueblo vecino. Los lazos que nos unen son varios: gaditanos y gaditanas que viajan o viven en el Rif, rifeñas y rifeños que viajan o viven en Cádiz, vínculos económicos, vínculos históricos y culturales desde la Prehistoria hasta el presente, pasando por el hecho de que los rifeños dieron cobijo a Fermín Salvochea cuando se escapó del Peñón de la Gomera, donde estaba preso por los sucesos del cantón. Según Pedro Vallina, biógrafo y amigo de Salvochea, cuando el gobernador del Péñón amenazó con cañolearlos para que le entregasen, estos le respondieron: “Nuestra tradición hospitalaria nos prohíbe la entrega de Salvochea, huésped sagrado entre nosotros. No hay dinero ni amenaza que nos obliguen a proceder de otra manera“.

Como es de bien nacidos ser agradecidos, lo mínimo que podemos hacer es, desde Cádiz, elevar una queja a donde haga falta y sellar un hermanamiento con Alhucemas, capital de la región, que ya está tardando.

Desde el Ateneo, nuestra crítica al régimen marroquí va mucho más allá: reivindicamos como mínimo el fin del Makzen y estamos convencidos de que solo la solidaridad y el apoyo mutuo entre las personas y los pueblos puede acabar con los sistemas sociales, políticos y económicos que nos oprimen a ambas orillas del Estrecho. La necesidad perentoria de sentir arropo por parte del pueblo rifeño y las dificultades que entraña ofrecerlo de forma pragmática desde aquí y en esta situación, nos conduce a recurrir al concurso de la acción institucional. Pero entendemos que esta acción institucional puede servir para exponenciar el mutuo conocimiento latente, que es la primera fase para romper las barreras y que, además, tratándose de una acción municipal, reivindica en cierta  manera (aunque sea nimiamente) la autonomía de acción del municipio ante el Estado, lo que no deja de ser un peldaño hacia los fines mayores de libertad y justicia social que nos mueven.


El texto presentado para su aprobación a pleno es el siguiente:

El Ayuntamiento de Cádiz, se pronunció en el pleno de junio de 2017, por unanimidad, “a favor del CUMPLIMIENTO DE LOS DERECHOS HUMANOS por parte del Estado marroquí, tanto en relación con la población del Rif en general como con respecto a su respuesta a las movilizaciones pacíficas que se están sucediendo allí y en otros puntos del país”.

Un año después, este 27 de junio, se han emitido las condenas de los juicios de Casablanca contra los líderes del Hirak, el movimiento popular rifeño que, a raíz de la muerte de Mouhcine Fikri en un triturador de basura cuando intentaba rescatar el pescado que la policía le había requisado y arrojado dentro, sacudió con protestas pacíficas la región rifeña durante aproximadamente un año (entre 2016 y 2017).

37638938_286843178529511_7919595694376091648_n
Los juicios siguen adelante: Bouchra Yahyaoui,fue condenada el 23 de julio por el tribunal de primera estancia de Alhucemas a dos meses de prisión.

Un periodo en el que el Estado marroquí, en lugar de plantearse atender a las reivindicaciones (un hospital oncológico, una universidad, la desmilitarización de la zona, entre otras) respondió con detenciones masivas, llegando a haber más de 200 detenidos, muchos de ellos menores y también periodistas. Las condenas y la presión policial están conduciendo a la población del Rif a un estado de shock y depresión colectiva en toda la región y, en particular, en Alhucemas. Según Amnistía Internacional: “Desde mayo de 2017, las fuerzas de seguridad marroquíes han detenido a cientos de manifestantes, incluidos menores de edad y varios periodistas, en relación con unas protestas básicamente pacíficas. Entre las personas detenidas hay decenas de manifestantes, activistas y blogueros del Rif, en el norte de Marruecos (…) En muchos casos, la fiscalía acusó a la mayoría de los acusados de “incitar”, “participar” o ser “cómplices” en general en los disturbios sin aportar ninguna prueba de responsabilidad penal individual en relación con algún acto de violencia. Según el derecho internacional de los derechos humanos, la participación en manifestaciones no autorizadas no es por sí misma motivo de encarcelamiento, sino que debe ir acompañada de un delito común reconocible, como la participación en actos de violencia.

Cabe señalar que Marruecos incluyó en 2011 en la Constitución el derecho a manifestación, por lo que, en sí misma, esta modalidad de protesta no constituye un delito.

El detenido más conocido es Nasser Zafzafi, el joven de Alhucemas cuya expresiva indignación encendió las protestas. A él, y a otras tres personas, les han impuesto una condena de 20 años, en un juicio (y todo un proceso de instrucción) cargado de denuncias por torturas e irregularidades, en el que varios de los presos se han declarado en huelga de hambre. Según Amnistía Internacional, dichas denuncias por tortura no han sido tenidas en cuenta por la judicatura, la cual no ha actuado según los protocolos prescriptivos: ni se abrió investigación judicial sobre dichas denuncias ni las declaraciones que, afirmaban los acusados, habían sido extraídas bajo torturas, fueron excluidas.


Estas condenas han despertado la indignación en buena parte de la sociedad marroquí, habiéndose producido sendas manifestaciones de repulsa, que piden al rey Mohamed VI la amnistía, en Casablanca (08/07/2018 y Rabat (15/07/2018).


Aquí, las condenas de Casablanca:
Nasser Zafzafi: 20 años
Nabil Ahanjik: 20 años
Samir Ighid: 20 años
Wassim Bousstati: 20 años
Mohamed Haki: 15 años
Adhahchor Adhahchor: 15 años
Mohamed Bouhanouch: 15 años
Rachid Aemarouch: 15 años
Mohamed Jalol: 10 años
Bilal Ahabadh: 10 años
Bader Boulahjal: 10 años
Karim,: 10 años
Omar Bouharas: 10 años
Souliman Fhili: 5 años
Mouhamed Asrihi: 5 años
Mohamed Elmajaoui: 5 años
Chakir Elmakhrout: 5 años
Abdel Ali Houd: 5 años
Habib Elhanoudi: 5 años
Ashref Elyakhloufi: 5 años
Ibrahim Abakoy: 5 años
Ilyas Hajji: 5 años
Mohamed Elhani: 3 años
Mohamed Elmahdali: 3 años
Fouad Saidi: 3 años
Mouhamed Naeimi: 3 años
Mouhamed Magouh: 2 años
Jamal Mouna: 2 años
Ibrahim Bouziyan: 2 años
Med Fadil: 2 años
Anas elkhattabi: 2 años
Moushine Athari: 2 años
Jawad Sabiri: 2 años
Abdel Latif Elmasnari: 2 años

A las que hay que sumar la del periodista Hamid El Mahdaui, quien había cubierto las protestas en el Rif, que también ha sido condenado a tres años de cárcel; la de Wafi Kajoua, rifeño con la nacionalidad belga, que fue arrestado al llegar al Rif de vacaciones y ha sido condenado a un año de prisión por su activismo político en Europa; amén de varias condenas de 18 meses que se registraron en 2017, afectando incluso a menores de edad.

Amnistía Internacional insiste en que “Las declaraciones de culpabilidad y las fuertes penas impuestas en los casos de 53 manifestantes del Hirak en Casablanca deben ser anuladas a causa de la injusta naturaleza de sus juicios.”

A principios de julio del presente año, la Oficina de Asilo y Refugio del Ministerio del Interior reconoció la condición de refugiado y concedió el derecho de asilo a un activista rifeño que huyó de Alhucemas y llegó a Ceuta en octubre de 2017 después de que las Fuerzas de Seguridad marroquíes le instasen a personarse en dependencias policiales como uno de los cabecillas de las protestas sociales. De modo que España reconoce implícitamente, que Marruecos no está resolviendo con garantías democráticas esta situación.

Ante estos hechos, los colectivos que firmamos el presente documento, solicitamos al Ayuntamiento de Cádiz, que sea consecuente y haga lo que esté en su mano para mediar por estas personas, injustamente condenadas; evitando así que las declaraciones institucionales se queden en el plano simbólico y adquieran resultados prácticos. Esta acción podría efectuarse por dos medios: a) instar al gobierno de España para que ponga en marcha los instrumentos diplomáticos necesarios en pos de favorecer los Derechos Humanos en Marruecos y b) elevar, como Ayuntamiento, una admonición al consulado de Marruecos en Algeciras.

Afirmaba en 1816 Domingo Badía en Los viajes de Alí Bey: “En todas las naciones del mundo los habitantes de los países limítrofes, más o menos unidos por relaciones recíprocas, en cierto modo amalgaman y confunden sus lenguas, usos y costumbres, de suerte que se pasa de unos a otros por gradaciones casi insensibles; pero esta constante ley de la naturaleza no existe para los habitantes de las dos orillas del estrecho de Gibraltar, los cuales, no obstante su proximidad, son tan diversos los unos de los otros como lo sería un francés de un chino”. Esto, que quizá fuera cierto entonces, no lo es, desde luego, ahora: Cádiz y Andalucía tienen vínculos históricos, sociales y económicos con nuestro vecino del Sur, y específicamente con la región del Rif. Desde que Salvochea hallara refugio entre los rifeños tras su fuga del Peñón de la Gomera hasta el hecho de que son muchos los gaditanos y gaditanas que viajan a la zona, estableciendo lazos de amistad y hermandad con sus habitantes y son muchos los y las marroquíes y rifeños que han vivido o viven en nuestra ciudad, provincia y comunidad. Los lazos económicos e instituciones existen, dado que la Junta de Andalucía promueve en la zona planes de desarrollo. Más allá, la estabilidad democrática de Marruecos es garantía de estabilidad democrática aquí, permitiendo una mayor profundidad en la calidad democrática y en la confianza económica, social e institucional entre ambos países.

La declaración, como aquella que aprobase por unanimidad el Pleno de junio de 2017, tiene como objetivos que los rifeños no se sientan aislados, sino arropados, en relación a sus derechos como personas y vehicular la necesaria presión internacional sobre el Reino de Marruecos, no como injerencia externa, pero sí en cuanto al tratamiento de los problemas con garantías jurídicas y respeto por los Derechos Humanos.

Por todo lo anterior, y recapitulando, a petición del Ateneo Libertario Fermín Salvochea y el resto de colectivos y entidades firmantes, se propone alcanzar los siguientes acuerdos:

  1. Reafirmar el acuerdo llegado en pleno de 30 de junio de 2017 en relación con estos hechos.
  1. Instar al gobierno de España a poner en marcha los instrumentos diplomáticos necesarios en pos de favorecer los Derechos Humanos en Marruecos.
  1. Elevar, desde el propio Ayuntamiento, una admonición al consulado de Marruecos en Algeciras.
  1. Promover el hermanamiento de la ciudad de Cádiz con Alhucemas.

Cádiz 17 de Julio de 2018.

II Encuentro del libro anarquista de Cádiz

Se suspendió en agosto, pero SE VA A REALIZAR los días 21, 22 y 23 de SEPTIEMBRE.

En esta edición, que está organizada por los mismos compañer@s del año pasado, TAMBIÉN estaremos presentes como colectivo y también estará la Biblioteca Social el Adoquin.  Pasarse por allí, seguro que hay buen material y charlas interesantes. Os dejamos aquí la dirección de Facebook en la que se anuncian las novedades: https://www.facebook.com/encuentrolibroanarquistacadiz/

41907752_531654743924633_1280384756583759872_n

Yo soy Barce!!

Algunos miembros de Ateneo hemos estado hoy en la manifestación en apoyo a Barce, trabajador de Airbus despedidos, en aplicación del artículo 52 del Estatuto de los trabajadores, por enfermedad.

Que viva la lucha de la clase obrera!! No al articulo 52 del E.T.!!

 

Actualización: después de una semana de huelga de prácticamente toda la plantilla, una jornada de huelga con manifestación hasta Puerto Real y cinco días de vigilia en la puerta de la factoría, Barce, aunque sin readmisión, ha conseguido un buen acuerdo.

La lucha es el único camino!!!

Rumbo a Gaza

35850816_1966300906736485_1617773786512228352_nEntre el sábado 23 y el miércoles 26, recaló en Cádiz “Rumbo a Gaza: la flotilla de la Libertad”, que nuevamente intentará pasar el bloqueo Israelí sobre esta región palestina. Varios individuos y colectivos nos hemos juntado para hacerles un recibimiento digno de su importante misión. Para ello se han organizado charlas, conciertos, convivencias y por último, una movilización en solidaridad con las personas refugiadas en general, y en particular por el derecho al retorno del pueblo palestino .  En la recepción y sobre todo en el apartado logístico, el Ateneo participó activamente.

En la imagen que adjuntamos está el programa de actividades. CÁDIZ CON LA FLOTILLA DE LA LIBERTAD. POR UN FUTURO DIGNO PARA PALESTINA

Hace ya algunos días que marchó hacia Gaza (con varias escalas de por medio) la “Flotilla de la Libertad”. Aquí, un resumen audiovisual de su estancia en Cádiz.

Cine en Serie B

Con palomitas y refrigerios, en ambiente distendido, contextualizaremos la sentencia del caso Gürtel con aquella visionaria obra de teatro de Animalario, “Alejandro y Ana; lo que España no pudo ver del banquete de la hija del presidente” y con “B de Barcenas” película que sufrió intentos de censura y que muestra una de las declaraciones en el juzgado del extesorero del PP.

33575174_1932397133460196_9207840975550939136_n.png